Así hablaba Zarathustra

16,99

Descripción:

Llama la atención el profundo desconocimiento existente de una tradición espiritual tan antigua y valiosa, como es el Zoroastrismo. Mayor extrañeza nos produce que autores de gran relevancia intelectual como los de la llamada “escuela tradicional” (René Guénon, Frithjof Schuon, Ananda Coomaraswamy, Titus Burckhardt, Martin Lings, entre otros), u otros como Julius Evola, quien en muchos aspectos está en sintonía con los anteriores, hayan sido reacios a estudiar y mencionar en sus escritos una tal espiritualidad, lo que provocaría la creencia en un lector no aventajado que el Zarathushtrismo o no existió o al menos sería irrelevante dentro del abanico de tradiciones. Y, sin embargo, aquellos que hemos podido estudiar una tal religión, sólo podemos decir que se encuentra entre las tradiciones más importantes de la humanidad; y ello no sólo por su contacto (y en algunos casos contacto o incluso “influencia”) en el judaísmo, cristianismo,   esoterismo islámico (at-Tasawwuf, sufismo), como en el maniqueísmo y mazdakismo; sino por su riqueza interior.

Tal vacío, desconsolador y unánime, nos ha llevado a escribir el presente libro.

Categorías: ,

Descripción

Descripción:

Llama la atención el profundo desconocimiento existente de una tradición espiritual tan antigua y valiosa, como es el Zoroastrismo. Mayor extrañeza nos produce que autores de gran relevancia intelectual como los de la llamada “escuela tradicional” (René Guénon, Frithjof Schuon, Ananda Coomaraswamy, Titus Burckhardt, Martin Lings, entre otros), u otros como Julius Evola, quien en muchos aspectos está en sintonía con los anteriores, hayan sido reacios a estudiar y mencionar en sus escritos una tal espiritualidad, lo que provocaría la creencia en un lector no aventajado que el Zarathushtrismo o no existió o al menos sería irrelevante dentro del abanico de tradiciones. Y, sin embargo, aquellos que hemos podido estudiar una tal religión, sólo podemos decir que se encuentra entre las tradiciones más importantes de la humanidad; y ello no sólo por su contacto (y en algunos casos contacto o incluso “influencia”) en el judaísmo, cristianismo,   esoterismo islámico (at-Tasawwuf, sufismo), como en el maniqueísmo y mazdakismo; sino por su riqueza interior.

Tal vacío, desconsolador y unánime, nos ha llevado a escribir el presente libro.

Prólogo                13

Capítulo Uno

El zoroástrismo en la tradición unánime               17

Capítulo Dos

Perspectivas de la Profecía         21

Capítulo Tres

Una religión de Luz         25

Capítulo Cuatro

Una religión que no adora imágenes     27

Capítulo Cinco

Monoteísmo o politeísmo          29

Capítulo Seis

Los libros sagrados del Zoroastrismo      33

Capítulo Siete

La doctrina de la unidad en el Zoroastrismo        35

Capítulo Ocho

El problema del mal       45

Capítulo Nueve

Verbo y creación             47

Capítulo Diez

Zoroastrismo y naturaleza          51

Capítulo Once

La importancia del rito para el Zoroastrismo       55

Capítulo Doce

Aspectos de la oración Mazdeista           57

Capítulo Trece

Los amesha spentas      63

Capítulo Catorce

Ortodoxia tradicional e integrismo          67

Capítulo Quince

Continuidad de un mensaje       71

Capítulo Dieciséis

El “arda viraf namak” ¿fuente iraní de “la Divina Comedia”?       75

1.- Un capitel que une Occidente y Oriente        75

2.- Fuentes orientales de “La Divina Comedia”  77

3.- La “narración de Arda Viraf”                79

4.- Semejanzas entre la “narración de Arda Viraf” y “la Divina Comedia”              82

5.- Conclusión   87

Capítulo Diecisiete

Algunos cánticos sagrados del mazdeísmo          89

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Así hablaba Zarathustra”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú
×